Colombia, primer país occidental en proteger el 30% de sus aguas

Tiburón ballena en aguas de Malpelo. Foto: Sandra Bessudo/Fundación Malpelo.

Colombia ha designado el 30 por ciento de sus océanos como áreas protegidas, convirtiéndose en el primer país occidental en hacerlo, ocho años antes de la fecha límite de 2030 establecida por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica, COP15. Conocido como 30-BY-30 (30×30), en el que los países se comprometen a proteger al menos el 30 por ciento de sus tierras y aguas territoriales para la conservación ambiental y biológica, el presidente Duque anunció la noticia en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Océanos en Lisboa, Portugal.

Colombia logró sus objetivos marinos luego de expandir la conservación para incluir la Reserva de Flora y Fauna de Malpelo, así como los ecosistemas acuáticos en peligro de extinción del Pacífico colombiano.

El presidente Duque también fue reconocido en el marco de la conferencia como ganador del Premio al Liderazgo Planetario 2022 de la National Geographic Society, junto con el expresidente de Costa Rica, Carlos Alvarado Quesada. Los Premios al Liderazgo Planetario se presentan en una ceremonia llamada Ocean Night, que reconoce “el establecimiento exitoso de áreas protegidas de importancia mundial, como parques nacionales, áreas silvestres o reservas marinas, que no se explotan para el desarrollo”.

Entre los ganadores anteriores del premio se encuentran el canadiense Justin Trudeau, la expresidenta chilena Michelle Bachelet y los expresidentes de Seychelles Danny Faure y James Michel.

“Aplaudimos a los presidentes Alvarado y Duque por su compromiso de proteger la extraordinaria biodiversidad de sus países”, dijo la directora ejecutiva de National Geographic, Jill Tiffinthaler. “Sus palabras, decisiones y acciones ejemplifican la administración y conservación planetaria y ayudan a crear soluciones sostenibles e impactantes para nuestros océanos”.

En la actualidad, menos del 8 % de los océanos del mundo están protegidos por algún tipo de ley, y se necesita más para evitar la rápida pérdida de biodiversidad y mitigar el cambio climático.

Incluir la dorsal submarina de 1.400 kilómetros de Malpelo, que actúa como una vía marítima para tiburones, ballenas y otras especies amenazadas, le da a Colombia la ventaja de proteger sus más de 30 millones de hectáreas de áreas marinas y costeras. Durante más de dos décadas, la organización sin fines de lucro Fundación Malpelo ha estado abogando por la protección ambiental en esta remota biosfera del Pacífico.

“Estamos peligrosamente cerca del límite de temperatura global de 1,5 grados que establecimos en el Acuerdo de París. El cambio climático es una realidad y una amenaza para nuestro futuro. Es por eso que Colombia decidió actuar y ser parte de una ambiciosa alianza de la naturaleza y la seres humanos”, dijo el presidente Duque en la ceremonia. “Para agosto de este año, el 30 por ciento de nuestro país será declarado área protegida, ocho años antes de la meta global. No esperaremos hasta 2030 para hacerlo… sin el Planeta B”, dijo. Colombia celebra este logro con un evento denominado “30-ANTES-30”.

Miles de investigadores, ambientalistas y activistas ambientales asistirán a la Conferencia de Océanos de la ONU de esta semana en Lisboa, donde líderes de más de 20 países presentarán un informe sobre la protección de alta mar del desarrollo y la restauración del Manifiesto Saludable de los océanos. “Lamentablemente, damos por sentado nuestros océanos y hoy nos enfrentamos a lo que yo llamo una emergencia oceánica”, dijo el secretario general de la ONU, António Guterres, a los delegados en la apertura de la reunión. “Tenemos que cambiar las cosas. Un océano saludable y productivo es vital para nuestro futuro compartido”.

    Leave A Message

    Leave a Replay

    Ingresa tu zona para buscar tu empleo

    545043 Empleos