Gustavo Petro (izquierda) y Rodolfo Hernández (derecha)

Las fuerzas de seguridad colombianas irán a la ronda final de votación el 19 de junio, desplegando 321.000 miembros para proteger a los votantes. Dos candidatos, el izquierdista Gustavo Petro y el independiente Rudolf Hernández, compiten por la presidencia en la segunda vuelta de las elecciones del domingo. El ministro de Defensa del país, Diego Morano, dijo a periodistas en una conferencia de prensa que se brindaron “garantías de seguridad” durante estas elecciones y destacó que se tomaron medidas adicionales para permitir que se votaran 38 millones de referéndums, especialmente en ocho sectores de “alto riesgo”, entre ellos , Cauca, Nariño, Valle Cauca y Antioquia.

Se desplegarán unos 80.000 miembros de la policía nacional y las fuerzas armadas para prevenir bloqueos de carreteras y posibles ataques a la infraestructura de transporte público (incluido TransMilenio en Bogotá), terminales de autobuses, aeropuertos y principales puntos de entrada a la ciudad.

El jefe de la Policía Nacional, Jorge Vargas, mencionó que 10.700 policías custodiarán los recintos electorales en 20 distritos de Bogotá.

Todas las prohibiciones de venta de alcohol se aplicarán el sábado 20 de junio desde las 6:00 p. m. hasta el mediodía del lunes.

Todos los cruces fronterizos terrestres también estarán cerrados del sábado (6:00 p. m.) al lunes (6:00 a. m.). Solo pueden ingresar al país los ciudadanos colombianos que vivan en Venezuela y tengan su cédula registrada en el Registro Nacional.

Las medidas de seguridad para las elecciones se anunciaron el mismo día en que la policía nacional arrestó a 21 miembros del llamado grupo de “primera línea” de manifestantes antigubernamentales durante una huelga general nacional el año pasado. Los miembros de “Frontline” estuvieron involucrados en más de 2.000 incidentes violentos durante su visita de estado de cuatro meses a Paro, incluidos ataques a convoyes de alimentos, ambulancias, incendios de comisarías, secuestros, torturas y asesinatos.

En las redes sociales circulan videos de activistas de “primera línea” que amenazan con violencia si Petro pierde las elecciones, y una reciente declaración de la hija del senador, Sofía Petro, en la que advierte sobre una “explosión social”, que aumenta el nivel de seguridad. Los resultados de las elecciones del domingo. El exalcalde de Bucaramanga y magnate inmobiliario Rudolf Hernández dijo que respetaría los resultados de las elecciones y “confiaría en el registrador estatal del país, Alexandre Vega”.

Según el general Vargas, la inteligencia policial compartió información con el ejército y la oficina del fiscal general antes de arrestar a quienes se creía que estaban planeando la violencia en base a los resultados de las elecciones. Los investigadores rastrearon los perfiles de las redes sociales, muchos de los cuales eran anónimos, así como los mensajes en la web profunda. Vargas aseguró que se dieron “instrucciones precisas y claras” al Director de Investigaciones Criminales para proceder a la detención, dado “los elementos de prueba y la evidencia física de los diferentes delitos cometidos”.

Activistas de derechos humanos han condenado las detenciones de manifestantes de “primera línea” en Cali, Bogotá y Bucaramanga como “arbitrarias” y “estigmatizadoras de protestas sociales legítimas”. Entre los detenidos se encontraba el seudónimo “Papas”, líder de una pandilla que organizó vándalos durante un paro nacional en la ciudad de Cali, en el suroeste del país.

El jueves por la mañana, Rodolfo Hernández accedió a un debate en vivo con Gustavo Petro en la televisión pública —pero desde su ciudad natal de Bucaramanga— luego de que un tribunal local ordenara a los dos candidatos presidenciales Hablar cara a cara o enfrentar la justicia.

El debate televisado del jueves por la cadena RCTV fue el primero entre los dos candidatos, ya que Petro canceló unilateralmente todos los debates antes de la primera ronda de votación del 29 de mayo. Petro ha estado arremetiendo contra el sector cafetalero de Colombia y se ha ofrecido a debatir con Hernández “incondicionalmente”.

Hernández, de 77 años, conocido como “El Inge” (abreviatura de ingeniero), obtuvo un título de la universidad pública del país, la Universidad Nacional, antes de amasar una fortuna personal de más de $100 millones en proyectos inmobiliarios y de construcción.

Hernández ha realizado en gran medida una campaña en las redes sociales y ha sido etiquetado como “El viejo de Tik Tok”. La esposa de Hernández, Socorro Oliveros, maneja las finanzas de la empresa, mientras que la campaña se paga con sus propios recursos.

Se espera que el líder conservador y proempresarial gane votos en el extranjero, especialmente en las principales ciudades de EE. UU. con una gran diáspora colombiana.

Cuando el secretario de Estado Anthony Blinken y el presidente Iván Duque se reunieron en Washington el miércoles, Blinken describió los objetivos de la administración “para trabajar en estrecha colaboración con la próxima administración de Colombia”.

Leave your thoughts