Vista de la Bolsa de Valores de Nueva York en Wall Street/Florin Cee/Creative Commons.

El impacto inicial de la victoria electoral de Gustavo Petro el domingo se sentirá el martes, cuando los mercados mundiales comiencen a operar con la moneda colombiana después del feriado bancario. Se espera que el peso, que cerró en $3,905 el viernes, gane al menos 200 pesos frente al dólar, pero muchos analistas financieros creen que las ganancias de esta semana deberían ser mayores. En la primera hora de negociación, el peso ganó casi 100 puntos, pero se recuperó constantemente a cerca de $4,050.

La posibilidad de que el peso alcance los $5.000 en junio llevaría a un aumento generalizado de todas las importaciones, desde alimentos hasta productos electrónicos, ropa y materiales de construcción. El peso ha perdido valor ya que muchos colombianos (así como residentes extranjeros) planean viajar al extranjero al comienzo de sus vacaciones de verano. La volatilidad del peso, combinada con los ya altos precios de la gasolina y el cansancio por la pandemia, podría disuadir a muchos de viajar internacionalmente. Si bien la incertidumbre económica continuará hasta que el presidente electo preste juramento el 7 de agosto, la fuga de capitales es uno de los muchos riesgos que enfrenta el gobierno entrante y el primer gobierno de izquierda elegido democráticamente en la historia del país.

“El mayor beneficiario de la salida de acciones colombianas es Miami, que es considerado un paraíso financiero para los inversionistas latinoamericanos”, dijo el experto en seguros Martin Prescott. “Los resultados electorales pacíficos y sin oposición son un testimonio de la fortaleza del sistema democrático del país y envían un mensaje positivo”, agregó.

Cuando Wall Street abrió BanColombia, el banco comercial más grande de Colombia, sus acciones cayeron más del 9 por ciento para cerrar cerca de $34,13.

La energética estatal Ecopetrol SA cayó más de un 12,5 por ciento para cerrar en 11,97 dólares. Ecopetrol representa el 60-70% de la producción nacional de petróleo y gas. Petro se comprometió a renovar la empresa más grande del país y detener todas las nuevas licencias de exploración en la campaña.

Las acciones del holding Grupo Aval, junto con los principales accionistas de Banco de Bogotá, Banco de Occidente, Banco Popular, Banco AV Villas y la administradora de fondos de pensiones Porvenir, también bajaron más de un 5 por ciento en la apertura, cotizando a $3,80.

Después de prometer importantes reformas al plan de pensiones público/privado de Colombia, la independencia del banco central y la política monetaria, la victoria de Gustavo Petro fue celebrada por otros líderes de izquierda en América del Sur, incluido el presidente progresista de Chile, Gabriel Borric, Evo Morales de Bolivia, Pedro Castillo de Perú y Venezuela. Nicolás Maduro anunció en su cuenta de Twitter: “Se acerca un nuevo día a nuestro hermano país. “

El exguerrillero del M-19 y alcalde de Bogotá también recibió una llamada del secretario de Estado de Estados Unidos, Anthony Blinken, quien lo felicitó por su elección y reiteró el “fuerte compromiso de Estados Unidos con la relación bilateral”. El secretario Blinken enfatizó los “valores democráticos compartidos de los dos países y el compromiso de fortalecer aún más la amistad de 200 años entre Estados Unidos y Colombia”. El secretario también señaló que Estados Unidos “apoya la implementación total de Colombia de sus compromisos en virtud del acuerdo de paz de 2016 y discutió cómo la estrategia integral contra las drogas de Estados Unidos y Colombia se alinea con el objetivo del presidente electo Petro Petro de reducir la violencia rural”.

Leave your thoughts